jueves, marzo 23, 2006

Music


Foto: Z

Escuchando música, de Bowie exactamente, descubrí la respuesta al porqué la música en inglés te puede llegar a gustar aunque no sepas inglés. Y la razón es la misma por la cual a muchos no les gusta del todo la televisión, cuando escuchas simplemente música, en inglés, ruso, croata o checheno, simplemente disfrutas de la música y tu mente hace el resto.

El trabajo de traer imágenes, ideas, recuerdos, momentos, de evocar, lo haces tú, sin que nada esté preparado o masticado previamente. Es como leer, en donde las voces, la historia, la construyen tus neuronas, como si la música te hablara directo, sin interferencias, una línea directa, un celular hacia el interior de cada uno.

Y si sobre elecciones se trata, para días nostálgicos prefiero algo de Coldplay, Chris Cornell, David Bowie, REM, Colective Soul o Smashing Pumpkins, música de lugares con climas fríos podría decirse, música de tardes de un verano que se va, o de un recuerdo que ha tardado demasiado en irse. Para días movidos, jueves "violentos", por ejemplo, habría que olvidarse de todo lo que he dicho hasta ahora pues no hay como harta pachanga en español matizadas por rock en la lengua de Cervantes, Neruda y Benedetti.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustas....

gladys dijo...

En mis primeras clases de actuación, teníamos que crear personajes que solo hablaran en un idioma inventado. Curiosamente, al no entender los textos descubriamos que eramos capaces de ser sin entender, y cuando lograbamos deshacernos de ese anhelo obsesivo de entender era cuando lograbamos comunicarnos, hasta sentirnos otros, quizá los que realmente eramos...

Quisiera necesitar entender el idioma español, y que las únicas palabras que entiendiese fueran: "déjame que me calle con el silencio tuyo"...

Mauro dijo...

A veces sobran las palabras. De hecho, muchas veces sobran las palabras.

Son de cuidado a veces, uno puede decir mucho, demasiado, con muy poco.

Enjoy the silence (depeche mode)

Words of violence,
break the silence...