jueves, marzo 02, 2006

Invierno

Paloma aterida,
piel de escarcha blanca,
reflejo de invierno.

El silencioso frío te hace soñar,
acurrucada,
esperando, tendida en la noche.

AMANECER QUE NUNCA CESA DE LLEGAR

Son cuatro rosas rojas, entrelazadas como brazos,
abrazadas a tu cintura, selladas en tu piel,
las que esculpen tu silueta,
··········································viento que dibuja la orilla,
hipérbola perfecta,
despertar de trinos, brisa, de luz invernal difuminada.

Mirada de luna llena, pelo flamígero,
······················································aluvión cerro abajo,
siempre huracanada,
siempre sísmica,
siempre bocanada de aire fresco en la ciudad gris del día a día.

3 comentarios:

shasenac dijo...

mauro,gracias por escribir algo tan bello,no se si deberia sentirme identificada pero lo que si esta claro que esas rosas estan abrazadas a mi cintura,gracias...martha.

shasenac dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
shasenac dijo...

se la envie a mi niño steve,seguro que le gustara,ya sabes que el es muy especial para mi.besos.