martes, agosto 29, 2006

Muchacha

El primer amor, ese que debería escribirse con mayúscula, marca. Se lleva adentro de sí como un buen recuerdo, también como una cicatriz si quizás no terminó del modo en que todos quisimos que terminara.

Cristina Bustamante, la hija del portero del edificio donde vivía Emilio del Guercio, fue el primer amor de Luis Alberto Spinetta, cuando ambos integraban el grupo Almendra. Y él le hizo una canción, de esas grandes, monumentales, la que tuvo por ocurrencia cantar en público por primera vez, un día de domingo en el teatro Coliseo, luego de una discusión que tuvo con Cristina. Spinetta cantaba, y ella, aún molesta con él, y con la entereza que hace que las mujeres sean el sexo fuerte, simplemente decidió irse caminando por el pasillo hasta dejar el recinto.

Después de eso siguieron juntos un rato, pero la relación se fue deteriorando poco a poco, siguiendo al pie de la letra esa frase que dice que el amor dura lo que dura, y haciendo realidad el final de la canción Blues de Cris: Sus ojos al final olvidaré. Y como todo recuerdo, quedó lo vivido atrapado en la memoria, y para nosotros, la letra de una canción que habla de una mujer, pero también trata del deseo de atrapar cada momento, luchando por vencer la fragilidad de lo que vivimos día a día.

Muchacha ojos de papel,
adonde vas? Quédate hasta el alba.
Muchacha pequeños pies,
no corras más. Quédate hasta el alba.
Sueña un sueño despacito entre mis manos
hasta que por la ventana suba el sol.
Muchacha piel de rayón,
no corras más. Tu tiempo es hoy.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robare un color.
Muchacha voz de gorrión,
adonde vas? Quédate hasta el da.
Muchacha pechos de miel,
no corras más. Quedate hasta el da.
Duerme un poco y yo entretanto construir
un castillo con tu vientre hasta que el sol,
muchacha, te haga reir
hasta llorar, hasta llorar.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robare un color.



Powered by Castpost

18 comentarios:

Esmeralda dijo...

Ohh que bello.
No tenia idea de las "tras bambalinas" de esta canción, que es nose... sútil, de cristal quizás.
Gracias por compartirlo ;)

Saludos precoses :P

Marce dijo...

una canción que es parte del repertorio aprendido, de esas tremendas y simples canciones que Spinetta dedicó y por la cual muchos le conocen, esa que aún escucho y que me emociona en la voz dulce,cálida y juvenil del flaco. Y sobre el primer amor,... " mejor no hablar de ciertas cosas".
Saludos porteños.

Laura dijo...

Hola Mauro!
Que buena tu visita a mi blog y que interesante la poesía de la conquista que me dejaste allí. Han pasado cosas terribles en la historia de América. Pero también hay cosas que sanan esas heridas, como el arte, ese de Spinetta y esta canción increíble que es Muchacha ojos de papel, que marcó a tanta gente
Besos

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Un temazo, tampoco conocìa la historia, y si, lo bueno que uno sigue empeñado y cada vez que se enamora consigue pensar que serà el amor de la vida, aunque se recuerde el primero.
Un gran abrazo, Mauro

Mauro dijo...

Esmeralda: La gracias para Spinetta, tb para Cristina que lo inspiró, verdad?. Buen tema, lo escuché una mañana de domingo y me quedo grabado. Idolo Lucho Spinetta. Que estes bien.

Hola marce: Ehmmm...¿Zumo??..¿Luca Prodán?, el Alzheimer me consume de a ratos. En lo simple está lo bello dicen por ahí, que gran artista el flaco.

Laura, gracias por la visita, sobre la conquista...está lo peor por un lado, pero por otro, está lo mejor, el idioma por ejemplo.

Rubia, siempre te leo, escribes tremendo. Gracias por la visita. Un gran abrazo porteño del Pacifico a una porteña del Atlantico.

Tamara blue dijo...

Fua!! esos primeros amores son de lo mejor, tremendamente inolvidables, que bonita canción que bárbaro.

Paola dijo...

SIEMPRE DURA LO QUE TIENE QUE DURAR, PERO PORQUE UNO ES GOLOSO, QUIERE SEGUIRLO HASTA EL FINAL. DUELE HASTA EL ALMA ESO DE PERDERSE EN ESE AMOR, PORQUE DESPUES HAY QUE VOLVER A ENCONTRSE. Las cicatrices son un caos, a veces son simples costras que se pasan a llevar con cualquier soplido. Esos dolores, parece aveces que pasan, pero en el minuto menos pensado atacan otra vez... ingenuo uno que dice que las cosas están olvidadas para siempre... lo que dure tiene que durar.

Mauro dijo...

Tamara, veo que te gustó. Saludos en azul, llenos de saudade y blues. Gracias por la visita.

Pao, si, muy de acuerdo, te pierdes y vaya que es difícil volver a encontrarse. Se te extravía la brújula, y los recuerdos te salen al camino desde cada rincón para asaltarte.

Lo tipico es entonces ir cuesta abajo en la rodada, la gracia es salir del fondo, y aprovechando el impulso, llegar más alto que la vez anterior. Que estés bien.

ella y su orgía dijo...

Me encanta cómo escribes, cómo narras. Da gusto leerte. Gracias por post como éste.

Abrazo desnudo.

Lennon dijo...

AAAAAA ese primer amor!!! yo solo puedo decir q lo estoy viviendo en estos momentos.

Saludos!

enfantterrible dijo...

El primer amor siempre guarda algo de hermoso e inolvidable... y esta canción lo corrobora.

Mauro dijo...

Buenos recuerdos, no se olvidan. Pienso que es mejor dejarlos atrás eso sí, aunque muchas veces siento otra cosa.

De algún modo u otro, siempre todo pasado fue peor. Sólo así se puede seguir adelante con optimismo.

Uma -La rubia del Muelle- dijo...

Un porteño del pacìfico?
què grande, Mauro.
Beso cordillerano:D

Anónimo dijo...

Que bella canción, bellas palabras, no la conocia- bueno, sólo algunas palabras=)
...me hace acordarse de un tiempo en que todo era posible; los límites, las fronteras, todo se convertía en nada y era justamente ahí donde todo se pasaba... hasta que el mundo se convertió en negro y blanco, quizás los llebaron todos los colores... qué egoísta!
qué estés bien.

Mauro dijo...

Mmmm, quizás siempre todo es posible siempre, sólo falta más esfuerzo. Claro, a veces se ve en blanco y negro, pero habria que darle la vuelta para leerlo en colores de nuevo, ¿no?...ACTITUD.

Gracias, cuidate.

lauraBaires dijo...

Me pregunto cómo se sentirá hoy Cristina al escuchar esa canción, entonada por tantos miles de voces a lo largo de los años.

Me encantó el post...

Mauro dijo...

Cierto laura, es como ese ejercicio "¿que será de...?", y entonces desfilan nombres, caras, personas que fueron en algun momento fundamentales en la vida. Los olvidables también pasan.

Es curioso ver como la vida se va torciendo en un sentido u otro, llevándonos siempre a un futuro posible distinto, en el cual físicamente quizás esté o deje de estar Cristina, por ejemplo, pero en el cual seguro siempre permanecerá en el recuerdo. Saludos y gracias.

una chica de Argentina dijo...

es hermoso lo que escribiste.
es tan cierto lo del primer amor...
un buen recuerdo y una cicatriz
que no se va a borrar nunca.

a mí me pasó algo parecido con mi primer amor.
él tiene una banda, bastante conocida acá, y escribió una canción que trataba justo el fin de nuestra relación. es bastante melancólica, muy linda. es una canción que tocan siempre en sus recitales. y yo estoy ahí sentada, escuchando, y siento algo que no se puede describir.. tiene un significado fuerte para mí.

un saludo desde Argentina.