sábado, octubre 28, 2006

Primero


Foto: Francisco Máximo

Hoy es primero, es uno de noviembre, y es la fecha elegida por muchos para recordar a sus muertos. Y esa frase, cuando te la dicen, tiene algo de dureza y de revelación: "Todos tus muertos".

Es que suena como si los acumularas a cada paso, indica que te pertenecen, que dejan el mundo tangible para empezar a formar parte del mundo intangible de los vivos, su recuerdo. Siempre, de algún modo u otro, con nosotros, y es que vivir es morir un poco, es arrancar de tí un pedazo de tiempo, consumiéndolo, dándote la oportunidad de degustarlo a tus anchas en un ejercicio llamado libertad.

Mientras escribo, recuerdo nuevamente la imagen de una mujer en el funeral de un poeta en septiembre de 1973, mientras declamaba: no estás muerto, sólo estás dormido. Es que la muerte llama a la rebelión, al incendio; es verdad, pero es mentira, el mundo se detuvo, pero a tu pesar sigue girando.

Y esa contradicción se te anida en el estómago, en las vísceras, y te hace sentir la vida de otro modo. Entonces, una vez que cesa el chorro de agua gélida que cae sobre tí, simplemente guardas a todos tus muertos en tu pecho, y dices: viviremos y derrotaremos a todos los que quisieran otra cosa.

Y habrá un cielo de mar azul donde descansen tus ojos ensimismados,
entumecidos, vertidos de ausencia.

Se acunará cada recuerdo en el vórtice insondable de
una palabra,
de cada susurro que traiga tu espera indolente.

Tranquilo, acurrucado, arropado de eternidad,
el mar borrará lento tus pasos labrados en la fugacidad de la existencia.

Y llegarás entonces,
convertido en cada soplo,
en alguna palabra lanzada al día a día,
en la probable sonrisa que ilumine alguna conversación aderezada de recuerdos.

Y así estarás presente,
convertido en cada átomo de tiempo ausente,
verbalizado en el devenir de alguna ardiente espera.

A los amigos que se fueron y esperan en el mar

9 comentarios:

Soledad dijo...

"y es que vivir es morir un poco, es arrancar de tí un pedazo de tiempo, consumiéndolo, dándote la oportunidad de degustarlo a tus anchas en un ejercicio llamado libertad"

Qué lindas palabras... aunque trágicas. No creo que convenga mirar el paso del tiempo como una cuota de muerte. Pero ahí está el llamado que haces a ser libres aún a pesar de estar muriendo un poco cada día.

Me gusta como escribes. Claro que esta vez el tema fue un poco amargo. Me asusta la muerte en general, y sobre todo cuando se escribe de ella (aunque me guste leerla).

Respecto al comentario que dejaste en mi blog, a mí también me gustaría dejar de analizar todo... sea en palabras o no.

Saludos,
Soledad.

Mauro dijo...

Hola sole,

Oye, muchas gracias. Es cierto, el tema es dificil, y salio a ratos triste el post. Pero bueno, ...es como es, en este caso acerca de un dia de recuerdos.

Espero sigas volviendo por acá de vez en cuando, ya sabes, ..nos leemos, comemos unos helados y obviamente comentamos post, ¿te tinca?.

Saludos de vuelta, cuídate,
Mauro.

Marce dijo...

y es que a todas esas personas que queremos y que ya no están y que algún día dejamos de ver,siguen presentes,nos acompañan, nos protegen, nos iluminan el espíritu. Imposible no recordar todo lo compartido y entregado,sin esbozar una sonrisa cómplice, confiada y tranquila, porque al fin y al cabo viven en nuestro corazón.
Me alegra que tu "mutismo" haya quedado atrás.
Llegó Noviembre, Mauro!

Mauro dijo...

marce: Sí, el mes 11 ha llegado.
Y los escorpiones nos retorcemos celebrando, con mini depresiones, grandes alegrias y mejores carretes.

Noviembre, a cumpleaños mil.

ella y su orgía dijo...

Es cierto: sólo están dormidos.

Besos orgiásticos.

titicandia dijo...

Hablar de muerte me intranquiliza, pensar en partir es algo que evito y al mismo tiempo me digo que quiero vivir cada minuto como el último....lo que más me perturba es el dolor de las pérdidas, el cómo asumir que ya no estarán nunca más....nunca he experimentado el dolor de la muerte...he tenido pérdidas emocionales fuertes, intensas...pero siguen aqui, viven, respiran, sienten...

Pienso en cuanto me dolerá y luego me digo ¿no será mejor llorar por la pena de la vida que por la pena de la muerte?

Mauro, primera vez que te leo y ¡¡¡¡ guaaauuu !!!! como me has puesto a pensar....

Titi

Mauro dijo...

Es dificil hablar de la muerte, eso incluye comentar cualquier tema relacionado con esa señora de piel gris.

Ella: Ojalá despertaran. Aunque quizás los dormidos somos nosotros.
Cariños, totales.

Titicandia: Bienvenida por estos lados, espero que para la proxima vez haya un tema algo mas liviano.

Siempre es mejor reir que llorar creo yo, y sobre el llorar, lo peor es llorar por lo que dejaste de hacer.

Que estes bien, gracias por tu comentario Titi.

Amanda dijo...

a mi me gusta llorar y re-llorar a mis muertos, me gusta también recordarlos (volver a pasarlos por le corazón), eso me hace muy feliz
(salió algo contradictorio pero en fin...)
saludos

scarlett dijo...

me gusto esa ultima fracesita.