martes, septiembre 19, 2006

Hoy

Foto: Graca Loureiro

Y el día fluía, deslizándose entre las piedras de la orilla.

Brillaba el sol en el cielo, mientras se arremolinaban minutos y recuerdos en la brisa de septiembre como sueños a medio camino. Entonces el momento nos trajo de vuelta, retornamos en el tiempo recobrado a cada paso de esta primavera inconclusa. Respirando un poco, tragando olvido, en la plena luz del recuerdo que trae, satisfecho, una vieja alegría gastada y atesorada en un cajón extraviado.

Luego el instante se deshizo, yendose tal cual llegó, a propósito de todo y de nada, de la mano de la tarde. Sin razón alguna, sin objeto al cual agradecer o culpar, sólo un pedazo de tiempo hecho regalo, un espejismo, un fragmento de pasado que ya se fue para siempre.


Powered by Castpost

12 comentarios:

ydaledali dijo...

Nuestras vidas están hechas de fragmentos de tiempos: de minutos felices en que no somos conscientes de lo que somos y de horas tristes en las añoramos los momentos fugados...

Mauro dijo...

Inconciencia-añoranza.

Me gustó tu comentario, es...redondo, entero. Ojala pudieramos ser más concientes de lo felices que podemos ser si queremos serlo en verdad.

Ser y estar no es lo mismo, a veces lo olviamos. Gracias por la visita.

Soledad dijo...

Brillante sobre el mic es una de mis canciones favoritas... La tenpia pensada para un próximo post.
Saludos,
Soledad.

Mauro dijo...

Sole, también me gusta mucho ese tema, seguro leeré ese post que viene.

Saludos post 18.

Claus dijo...

Ah pero esos momentos de felicidad valen tanto y cuando estamos concientes de ellos es algo mágico.

Respecto a tu post anerior, 15 hrs de reggaeton?? Que aguante!! Yo en lo personal no tolero esa música.

Mauro dijo...

Si claus, lo mejor es vivir el momento que vives a full. Me han dicho que estoy escribiendo muy nostálgico, y bueno, releyendome coincido.

Pero un pedazo de nostalgia no tiene porque ser triste tampoco. También puede ser un regalo.

...las 15 hrs fueron cosa seria, pero bueno, era la musica de fondo del lugar en que trabajaba. Después de un rato se activan mecanismos de evasión, simplemente, te dejas llevar, te arrojas al río y ya.

Saludos.

Marce dijo...

ahí está la magia de guardar y poder evocar imagenes, instantes, miradas, palabras, canciones que nos llevan, que nos transportan a otro tiempo y a otro lugar. Sin recuerdos, sería difícil continuar.
"hay recuerdos que no voy a borrar, personas que no voy a olvidar,aromas que me quiero llevar..." qué linda palabras dejó Fito es nuestra memoria.
saludos para ti.

Chamila dijo...

...bella fotografía...

...palabras llenas de sentimiento...

Mauro dijo...

Marce: Que loco eso que logran algunos, el crear imagenes, situaciones, lanzando ideas al ruedo, a veces mas, otras veces menos relacionadas y coherentes. Por si solas muchas veces sin sentido, pero que al sumarse forman un todo redondo. Bien por fito, mejor por nosotros.

Hola Chamila, gracias por la visita, aún más gracias por comentar.
Que estes bien.

Negra dijo...

me hueles a recuerdo.
me sabes a disparos de camara fotográfica.
me llevas al papelito en la billetera de años.
me paseo hoy, por tu playa.


bellas lineas.
saludos.

Lila Díaz dijo...

Como piezas pequeñitas de un cuadro, somos, y así pasamos. Afortunadamente dejamos huellas para que nos recuerden.

Mauro dijo...

negra:
Un gusto.
Me transportas al galope de una estampida de nostalgia. Que estes bien.

lila: De acuerdo, el tiempo pasa, y nosotros pasamos con el. Es como un viejo reloj de pared, una artesanía quizas muy bien construida, con grandes terminaciones, pero que se atrasa irremediablemente varios minutos al dia.

Lo importante es el modo en que fue construido más que si cumple o no la función para la cual fue creado.

Me volé. No hay caso.
Gracias por venir.