martes, septiembre 12, 2006

Al día siguiente


El día después tiene un dejo de suspiro, uno de alivio, también de satisfacción. Al día siguiente las cosas se ven de otra manera, con la perspectiva que da la distancia y el tiempo. Se produce un quiebre de un modo imperceptible, una trizadura que es un regalo que te da el sueño que separa ambas jornadas.

Y si pasaste un mal rato, una pena por ejemplo, llevas un sabor en la boca, en la garganta más bien. Un "algo" difícilmente describible, moldeable por musica quizás, por sensaciones, como la atmósfera creada en y por Charly Brown con su perro blanco y negro, una sonrisa leve, nostálgica, como compás de blues, jazz o bossa, un no se qué no se donde.

Pero las alegrías de antes también están contigo, te acuerdas, sonríes, se acumula todo y pasa a ser parte tuyo, lo que hiciste siempre, rara vez lo que dejaste de hacer. Y mientras avanza el día, tu transcurres con él, sigues, actúas, recuerdas. Entonces, reconciliado con la memoria, te animas a dar un nuevo paso para seguir adelante, porque simplemente, otro día ya es hoy.

8 comentarios:

ella y su orgía dijo...

Sí, pero el día siguiente no llega jamás.

Beso orgiástico.

Marce dijo...

y eso pasa a ser el aliciente, el lev motiv, el motor, la fuerza, para poder (re)construir, (re)comenzar, (re)aparecer, pese al dolor, las ruinas y la desolación,
en eso tb. creo yo, pese a mis recuerdos, a mis fantasmas, a mis ataduras, esa es una premisa básica: "mañana será otro día".

Esperanzadora palabras.
Un abrazo porteño.

Mauro dijo...

Quisiera no perder el aliciente, que esté en cada ocasión, aunque sea estacionado por siempre en el por-venir.

Re-comenzar, re-construir sin olvidar, caminar luchando por vivir del modo en que deseas hacerlo, no es más que la manifestación del deseo imposible de que aquel mañana que soñamos sea hoy.

Tamara blue dijo...

El día siguiente puede ser mejor o peor... dependiendo de la circunstancia. Me gustó mucho de expresarlo, nunca lo había pensado de esta forma.

Mauro dijo...

Tamara: mmm...mejor convencerse de que todo pasado fue peor, aunque el dia siguiente no llegue nunca.

Total, siempre habra un dia que no es hoy, ni fue ayer, pero que desemos sea mañana, en donde todo estará mejor. Saludos.

Princesa dijo...

El día siguiente siempre nos trae la paz anhelada.
Mañana siempre estaremos mejor.
Una ternurita Snoopy!
Besos hoy :)

Claus dijo...

Mañana siempre puede ser mejor, mañana debe ser mejor pero muentras llega mañana hay que vivir hoy. Yo quiero ser feliz mañana pero también quiero ser dichosa hoy!

Cocó dijo...

Al día siguiente más allá que se halla tenido una buena o mala experiencia lo que siempre pasa es que: SE PIENSA. Y AL HACERLO REFLEXIONAMOS, Y LUEGO DECIDIMOS VOLVER O NO A VIVIR LO MISMO. De esta manera, vamos eligiendo nuestro propio camino.