lunes, diciembre 06, 2010

Charco

Foto: Mauro

Se que algo dejé a medio escribir entre las olas del buque de carga, como un espectro al que el miedo olvidó, o el ritmo de tantos recuerdos colgados antes de hundirse de nuevo en si mismos.

Cuando tu silueta duerme, sólo se me ocurre llenar mis manos con el silencio de los témpanos para escribir, sentir tu frío y olvidar que tu invierno, inexorable, va cubriendo nuestro pasado de huesos.

Cuando el cielo sea un caminar de gaviotas, o el río no hile más tantos sueños esquilmados, tu día será mi noche, y su azul de perros soñados esbozará el reír de los girasoles junto a sus soles paridos.

Cuando tu nombre y el mio no sean más el musitar de un callar antiguo, el tú y el yo recobraran sus sílabas, y tu norte será mi sur para reencontrarnos en medio de cada viejo rumbo perdido.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hi, very interesting post, greetings from Greece!

Arya dijo...

Ufff esto salio tremenda radiografía... porque se de Nortes y se de un Sur.

Bellísimo y contundente escrito. Precioso acompañamiento con tu fotografía.


Siempre, un gusto leerte. Saludos.

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

bellas lineas, romanticas y sensibles, nostalgicas tan solas como el mar.

bella forma de escribir.


beso grande.

lluviaenelsilenciodelanoche dijo...

Gracias por tan bellas palabras me hicieron dejar unas lagrimas . justo en esta epoca hay en mi un vacio.


besos grandes.

virginia dijo...

Me encanta éste, ¿Ya lo dije?...Besos!