lunes, marzo 22, 2010

Juan Fernandez


Es aquí donde bajaste al pozo,
con soledad de insomnio,
donde se inundan los sueños,
paridos en el fango,
tejidos entre botes sin dueño.

En tu retina,
la higuera,
tu casa,
el cielo arrebolado
y el pueblo en amarillo.
Una cuna de centellas
entre coronas de púas retorcidas.

Es aquí donde el pozo sube a tí,
con borboteo de panal sumergido,
donde callas tus canciones,
y olvidas tu nombre,
ahogando en el barro, tus segundos de luciérnaga.


Alma Berta Gómez Olmos
Luis Amador López Camacho
Paula Andrea Ayerdi Retamales
Elsa Silvia Saavedra Saavedra
María Angélica Erices Oñates
Víctor Manuel Contreras Bravo
María Ines Herrera Guerrero
Juan Roberto Palma Azocar
Isabel del Carmen Araya Pino
Luis Alberto Petersen Herrera
Maite Arredondo Recabarren
Matías Antonio Brito Schiller
Dora Camacho Rojas

5 comentarios:

Arya dijo...

Seguira siendo bella isla, donde ahora duermen algunos.. iluminados por luciernagas.

Un abrazo con mucha fuerza!

virginia dijo...

Es tan triste el poema, y tan crudo, tan real, tan bonita y doblemente triste la metáfora de bajar al pozo, y el pozo que sube hacia ti, y el mar que arrastra las canciones que se cantan, es tan triste su poema, pero tan bello a la vez.

Besos

-vir-

Mayte dijo...

Y el mar sigue mudo, cómplice de todo aquello que roba...que regala.

Bikiño.

Anónimo dijo...

hermoso tu poema, sin duda plagado de un sentimiendo de tristeza, solo falta recuperar nuestra isla, mi isla , la que tantas vivencias a dejado en mi alma y mi espiritu, vivencias que se engrandecen con nuestra gente de la isla que mira el fututo con esperanza, somos soberanos de un pedazo de tierra en medio de un inmenso oceano que asi como nos dio , tambien nos quito.
gracias por tu poema, sin querer navegando y por las cosas de la vida di con tu blog.
entre los fallecidos de tu lista falta el nombre de mi abuela fallecida y aun no encontrada, su nombre es dora camacho rojas.
gracias.
BORIS.
vikingo19795@hotmail.com.

Mauro dijo...

Boris,

Lamento la muerte de tu abuela. Un abrazo a la distancia, y todo el cariño para la isla y su gente.