domingo, junio 10, 2007

Todos


Foto: Alberto Monteiro

Ese extraño mar de junio luce terso y turquesa, contrasta con la negra arena que lo contempla desde la vereda de enfrente durante el mismo mes.Y aunque eso pareciera, quizás no es lluvia lo que cae, posiblemente sea sólo una gota de dolor, una que preferimos no nombrar ni mencionar, pero que sabemos reposa en el fondo de las aguas. Tal vez en verdad es sólo una marca de despedida, un recuerdo y una huella que decidió dormir acurrucada, pues prefirió arroparse oculta bajo las olas.

Llueve sobre mojado tal vez, y entre la cortina que cae desde lo alto, brilla esa multitud de rostros tranquilos con entereza bajo la llovizna persistente, todos dando la cara, enfrentando el agua que desborda. Tres, cuatro jornadas, una sucesión de silencios extraños, tiznados de resignación, de espera, días que parecen años buscando para encontrar esa huella, esa que yace en algún rincón, cubierta de un cielo líquido turquesa cualquiera de estos días de junio.

Esperaremos ese día,
aquel que nos une,
ese en que todos estaremos nuevamente riendo en el mar.

27 comentarios:

Lau dijo...

Nunca he dado la cara a la lluvia, Mau. Nunca me he parado cuando llovía a mirar al cielo con entereza, enfrentando el agua que desborda.
¿Realmente todos esperan encontrar la huella de dolor en el fondo de las aguas? ¿O no me he enterado de nada?

Mauro dijo...

Es un copioso precipitar que acorta su distancia a la tierra del modo mas rápido posible. Si le agregas velocidad, navegación y una porción de adrenalina, el desafiar la lluvia te hace sentir más vivo.

Todos aquellos que estan en esa playa sí. Intentan encontrarla para hallar la tranquilida.

Besos copiosos Lau

Anónimo dijo...

buscar el dolor para hallar la tranquilidad???

lau

Mentacalida dijo...

Seguro en eso andaba yo... perdida de este rincón.

Un abrazo.

Menta

Marce dijo...

el dolor flota y es parte del paisaje, del gris y de las lluvias. Parece ser el dolor del silencio, de la ausencia, del no estar, por más que busques los rostros y ellos te miren desde el fondo.
Junio, lluvia, dolor, todos.
Palabras claves para definir soledad.

Mauro dijo...

Bienvenida MENTA, un gusto recobrar tus visitas y comentarios.

Besos.

MARCE: El mar da y quita, en junio es más lo segundo.

¿Será cierto que el llanto de la gente va hacia el mar?. Lo dijo el León, tu sabes.

Besos.

Anónimo dijo...

nohay nada como saber qué se esconde detrás de la historia... para entenderla.
Un besote marino

lau

Princesa dijo...

Y confirmo lo mucho que me gusta leerte.
Pienso tus palabras.
Cuanto da para hablar el mar.
Besos desde mi orilla :)

Mauro dijo...

Confirmo lo mucho que me gustan tus visitas, PRINCESA. Algo de nobleza le viene bien a este rincón.

Besos desde este lado, el plebeyo de la vereda.

titicandia dijo...

Esperemos aquel día..ese que nos une....me gustaría que fuera cierto....

Te deje una tarea en mi Blog..sólo si lo deseas.

Un beso,
Titi

valeria dijo...

Provoca nostalgia cuando te separa un mar...
Un saludo, Mauro

Maby dijo...

Ni lluvias, ni mares, ni cascadas de lágrimas, ni junio puede borrar la huella que se empecina en persistir. Por ser huella, vive para se fugáz; pero las hay tan caprichosas que se vuelven marcas indelebles. Son como esos cangrejos recién nacidos... solo algunos son salvados por las olas.

Un abrazo desde el aire Mauro..! Cristo Redentor cerrado por nevadas...

Polvorilla dijo...

Mauro, el frío y la lluvia casi siempre nos llevan a recordar con nostalgia momentos de nuestra vida, pero el dolor es un gran maestro y es al único que escuchamos de verdad, así que aprende mucho de todo aquello que te haga un poco o mucho daño, pues saldrás más fuerte de ello y un poco más sabio.Sabes que tienes a tus amigos cerca, aunqué no siempre somos útiles.

Te quiero mucho, un fuerte abrazo y un beso.

C a r o dijo...

Quizás solo deberíamos pararnos baja ante esta torrencial lluvia, sin paraguas, hacerle frente, aunque arranque a pedazos sentimientos de dolor en nosotros

Mauro dijo...

TITI: Claro pues, llegará ese día. He andado algo disperso, y tengo tareas pendientes.
:)

Sí VALERIA. Así es, el mar une, pero a ratos también separa, sólo nos queda la nostalgia entonces.

Un beso.

MABY: Cierto, y vaya que se empecinan algunas huellas en quedar grabadas, como si la arena fuese en verdad piedra. Pero bueno, hasta la piedra termina por deshacerse bajo la persistencia de una lluvia.

Disfruta el Aconcagua, se ve majestuoso desde el aire.

Besos trasandinos.

Pao dijo...

Cuanto dolor o cuanta alegría podemos significar en el mar?
parece que este silencios invierno llueve sobremojado.
saludos para usted !!!

Mauro dijo...

POLVORILLA: En mi caso es una mezcla, algo de rabia, molestia y tristeza claro. El dolor era de quienes esperaban en la playa, los que seguirán de algún modo ahí, mirando el mar, buscando alguna respuesta.

Gracias por la visita, niña.

CARO: Es genial dar la cara al aguacero. Recomendable una cama caliente y un té con limón en idénticas condiciones para este frío invierno eso si.

Gracias por comentar.

PAO: El mar. Deben haberse escrito ríos de letras basadas en sus aguas. Traen, llevan, transportan, diluyen también, penas y alegrías.

El mar tiene algo del tiempo, escurridizo, omnipresente.

saludos para usted también.

UMA dijo...

Hay mucho que reposa, hay mucho que tiene ganas de ser traìdo con la marea.
Hay mucho que viene llegando de nuevo a la superficie y le doy la bienvenida.
El mar tiene mucho de eso, mucho de nosotros.
Un beso, Mauro.

G.G. dijo...

Y mientras el dolor agobia a mi rostro que escribe, mi otro rostro resposa en soledad, callando un llanto que jamás recibirá consuelo, anhelando sólo un abrazo....

Y si acaso no percibo que hemos vuelto a coincidir, será porque estamos amartelados, libres de escafandras.

bajamar dijo...

Es lo que tiene la lluvia y sus destellos...que en junio se agudizan como las transiciones estacionarias...

Cuando llueve, todos nos mojamos, dice decir el dicho, pero no todos igual, eso está cada vez más claro...

un agrado descubrir tu sitio
muchas gracias por tus palabras

un beso (de orilla a orilla, de agua a agua)

virginia dijo...

¿En qué lugar luce extraño, terso y turquesa viendo llover el mar?

Gracias por coment

beso

virginia

Soledad dijo...

Siempre la tristeza se diluye (hasta el punto de asimilarse) con la lluvia.
Pero la conjunción que escribiste de esa tristeza con el mar me pareción bellísima.
Ojalá llegue ese día que tanto esperas.
Cariños,
Soledad.

Mauro dijo...

UMA: Que bien,tus palabras tienen algo de espera, de tranquilidad. Tus palabras tienen mucho de mar, o mucho de nosotros, como tan bien dices.

Besos, gracias por saludarme.

G.G.: Vivan las coincidencias, y las escafandras también, sólo si sirven para descubir lo que está más allá de la superficie.

Letras amarteladas para ti, cariñosas, regalonas.

BAJAMAR: Me quedé pensando el las transiciones. ¿Sabes?, se arrastran tanto a veces, me gustaria que muchas fuesen instantáneas, como un sólo rayo que dé vuelta a la página de una sola vez.

Cariños, bienvenida por estos lados.

VIRGINIA: En aquel lugar en que contrasta la belleza y la paz que tiene la transparencia del mar, con el torbellino de sentimientos y en la confusión que a ratos nos embarga. Precisamente en la contradicción.

Gracias por la visita.

beso

mauro

SOLE: Que gusto verte por acá. Gracias por tus palabras, creo que quizás es que te gusta tanto el mar como a mí.

Y sí, claro que si, ya llegará.

Un beso sole.

*AntagoniSta* dijo...

Lejos de esta lluvia y contra el paisaje se presiente el resplandor de un sol luminoso..(siempre), esperaremos ese día...

Qué dulce leerte, que hermoso ritmo tus letras.

Besos con el acento que tanto me gusta :)

Princesa dijo...

Nada de plebeyo, eres el principe de todas estas tus bellas letras.
Por donde andas? (pq se te extraña)
Besos pensativos :)

Mauro dijo...

ANTAGONISTA: Hermoso ritmo el de tus presentimientos. Cariños celestes.

PRINCESA: Algo perdido, disperso. Bien sabe vuestra merced sin duda alguna, que sus comentarios alegran esta guarida de letras entumecidas.

Un cariño apretado princesa.

Anónimo dijo...

Mauro: que capacidad para escribir siutico y cursi!!! No hay posibilidad alguna de encontrar algo coherente en lo que dices hombre!! Tienes una clara inconsistencia con tus metaforas, analogias y alucinaciones. Algo te pasó aqui con los liquidos:gotas, olas,agua,lluvia,,,que mescla!!! era echarle pa'lante no más. Pero, bueno, finalmente esta lo que subyace en tus letras, que tampoco es gratificante, es puro lamento, llanto telenovelesco, quejidos desde la mediocridad. Ya Mauro, a progresar, con más estilo, bueno?

El Censor