sábado, mayo 26, 2007

Junio

Foto: wweeggee (http://www.fotopunto.com/17926)

No hay mucha originalidad en los pasos, lucen repetitivos, parecen posarse una vez más en el mismo camino recorrido mil veces en esa huella que lleva a casa. Quizás el frío se ha ensañado este mes que comienza, adormeciendo las ideas, la originalidad, o tal vez, simplemente se ha dedicado a lo suyo, infiltrar cada instante, adelgazar el aire para que logre entrar invariablemente frío a los pulmones.

En ese rápido transcurrir entre la brisa intensa, la ciudad parece absorber, callada, oscura. Recordando, evocando, similar a lo que era sumergirse en el mar de Chile un día de junio, pero de 1995, un agua siempre gélida, una que mareaba al contacto con la piel, descontrolando la respiración, imposibilitando alcanzar la cadencia para así dirigirse a destino, y desatando de paso la furia, la rabia por arrancar, evitando la marca del metal frío en la piel.

Nadar entonces era una lucha constante contra el oleaje, era sentir la sal en la boca, bregando por mantener el control de los movimientos en una pelea solitaria, contrastante con el cielo eterno con su indiferencia celeste.

Caminar ahora, es dejar atrás rápido las aceras mudas para acercarse a casa y evitar la brisa que te mantiene aterido. Frente a la realidad de frío y prisa, ahora la imaginación es un regalo.

Antes, salía a la playa, feliz con la piel entumecida, roja de frío. Y aunque siempre está el mar, y aún está la posibilidad de ser tan loco como para nadar en él en invierno, hoy al menos, simplemente toco la reja negra para abrir la puerta, entro a mi casa, enciendo una estufa, y mientras se calienta la habitación, miro alrededor y sé que en verdad ya no es 1995.

13 comentarios:

Marce dijo...

inevitablemente o favorablemente, quizás, ya no hay vuelta atrás, el pasado nos mira desde una fotografía mientras congela nuestras manos, y a ratos también,nuestras almas.

Inevitablemente, sigue corriendo el calendario, afortunadamente habrá días de sol y de calor, si es que sabemos esperar.
Un abrazo para ti

Mauro dijo...

Si, todo pasa MARCE. Pero que ojalá pase luego esta vez, o tendré que duplicar mi dosis de pan con mantequilla para pasar el invierno.

Besos para ti.

Lau dijo...

A veces el frío está en las fechas, en el misterio de un recuerdo que no acaba de regresar, o que regresa con demasiada fuerza... pero no, no es 1995, y está bien.
Es Junio, y ahí hace frío, mientras acá también es Junio y hace calor. Distintas estaciones. Dos caras de la misma moneda, cinco horas de diferencia, 20º de distancia, dos océanos distintos, y Junio en medio.
Un abrazo, dulce patriota

Soledad dijo...

En tu caso, jamás el frío logrará el objetivo de adormecerte las ideas.
Estoy convencida al leer este post y los otros anteriores.
Te dejo un abrazo de Junio, pero de 2007.
Cariños,
Soledad.

Soledad dijo...

Y me faltó decir... me encantó leer tus post con los Beatles sonando de fondo.

calma dijo...

El pasado siempre vuelve, llegar a puerto el destino.
Un beso Mauro

Mauro dijo...

LAU: 20°C de distancia, pocas veces la distancia puede ser tan fría.

Besos, canaria.

Hola SOLE, gracias por tu comentario. Un gusto verte por acá la verdad, "Here comes the sun", el escucharla te entibia un poco el espíritu.

Besos.

CALMA: Siempre, muy cierto, rellenando quizás aquellas horas algo lánguidas, haciendo la realidad más completa con imágenes que se niegan a decir adiós del todo. Dos besos Calma.

*AntagoniSta* dijo...

Disfruté sus letras... pero particularme esta vez, sentí frío, una sensación gélida enmudeció mis palabras...

Besos con el acento que tanto adoro, y un abrazo anti-febril para aliviar su estado.

ella y su orgía dijo...

Me ha recorrido un escalofrío mientras leía tu post, y se me ha escapado por los ojos en forma de sonrisa al escuchar la canción a la que alguien me dijo hace poco que me parezco.

Besos orgiásticos.

Mauro dijo...

ANTAGONISTA: El invierno..la onda polar nos intenta acallar. No podrá con nosotros, al menos, no con las letras.

Tu abrazo antipirético me encantó.

ELLA, Vienes trayendo la luz y el amanecer entonces, según aquel. Por lo que veo, "alguien" sabe decir piropos.

Me quedo con la sonrisa que te obsequiaron desde Liverpool, esa seguro espanta cualquier escalofrío.

Polvorilla dijo...

Mauro, el tiempo es implacable, el frío hace que nos encojamos y los virus y bacterias campan a lo ancho, jijiji, espero que hayas mejorado.
Desde Barcelona Te mando un solazo tremendo y una brisa marina dulce y tierna.

Mil besitos curativos.

Te espero.

titicandia dijo...

Todo pasa y todo queda....¿te suena? así es la vida Mauro...inevitablemente.

Ahora a pasar el invierno de la mejor forma posible, calentito y con alfombra jajajaja

Besos,
Titi

Mauro dijo...

Hola POLVORILLA. Cierto, tiempo y frio son implacables, el primero pasa trotando a nuestro lado y nos deja a un costado, el segundo te hace trotar para arrancar de el.

¿Tiempo?, me quedo con la brisa marina hoy.

TITI: Importante la alfombra, no hay duda alguna.

Una alfombra mágica por ejemplo, una que transporte a un lugar posible, uno tibio, acogedor, uno con sabor a ajiaco, mientras afuera el cielo se viene abajo mientras llueve como se supone deberia llover siempre.

Besos,

PD. A Machado lo asocio siempre a Serrat y a Serrat a la cancion Mediterraneo. Si me suena.