viernes, abril 20, 2007

Camarão


El mar,
encerrado,
turbio esta vez.

Tibia sopa de incertezas movedizas.

El cielo,
abierto y libre.

Asertivo,
imparable,
determinado,
incontenible.

Refulgiendo y fraccionado,
besa el prisma infinito,
acaricia la orilla que sostiene los pasos.


Fogón de gritos rebelados,
flamígera presencia de silencios inflamados,
intensa mirada de una orquídea magullada.

En el borde, la espera.

VISLUMBRAR LO IMPROBABLE TRAS LA OBVIEDAD POSIBLE.

Paciencia infatigable por capturar un nuevo día,
por retener la vigilia prometida,
por despertar iluminado en el sol que alumbrará
la próxima mañana.

14 comentarios:

Paola dijo...

Llegaste!!! se te hechó de menos por estos lados.

mi despertar dijo...

hERMOSO ESCRITO, DEL ALMA

*AntagoniSta* dijo...

el mar, turbio esta vez... quizás como esta vez se siente mi alma, libre, sin cercos y sin poder huir...

Uf! se extrañaban sus letras!
Besos con sal marina.

Mauro dijo...

PAO: Sí, de vuelta.."recargado". Besos.

Gracias MI DESPERTAR, Bienvenida a este rincón.

ANTAGONISTA: Contradictoria situación en la que está tu alma. Los nudos a ratos no se desarman, sólo se cortan de un sablazo y ya.

Cariños, besos marítimos.

Marce dijo...

a saudade da regresso da aquelas terras, lugares pra no esquecer, nao?

(ya sabes, me gusta la sonoridad, la samba, el sol,....)
Me alegro que lo hayas disfrutado!!

calma dijo...

Magnifica descripción de belleza, me ha llegado...
Besos Mauro...

Anónimo dijo...

tu poesía no desmerece a tu prosa, aunque siga prefiriendo ésta. La idea es una maravilla, y la forma de expresarla, otra.
Un besazo, Mauro

Lau

valeria dijo...

Preciosa poema que me hace ver la inmensidad. Me gustó mucho.

Gracias por tu visita.
Un saludo, Mauro

El Gato dijo...

Camarao... reminicenscias de aromas que alguna vez supe traerme desde Florianópolis. Lugar donde la gente se sentaba en la puerta de su casa a conversar con los vecinos. Donde a la caída del sol, con Joao y Beto brindábamos desde el Hercilio Luz porque... seguramente habría un nuevo día. Pero de eso hace ya muchos años... demasiados tal vez. Mauro, un abrazo.

Mauro dijo...

MARCE: Genial tierra esa, luminosa, calurosa. Un lugar para beber cerveza fría mientras sientes como el mar descansa en la orilla.

Beijo.

CALMA: Besos de vuelta, gracias por pasar a saludar.

LAU: Me resulta más fácil leerla que escribirla. Me gusta cuando es visceral...bueno...tu sabes...

Besos, muchos.

Un gusto VALERIA que hayas pasado por acá. Ven cuando gustes, hay algo de queso en el refrigerador, un poco de vino en la mesa. Estas en tu casa.

GATO: El Hercilio Cruz sigue aún ahí, metálico, ajeno, uniendo el día a día.

La rua Trajano estaba iluminada por bossa nova y un piano de cola, Rua Felipe Schmidt llena de gente, en el mercado venden bolinhos de frango, y cerca, pasando la plaza, se junta la gente para tomar el omnibus para ir a canas vieiras, praia ingleses o a Ribeiro da Ilha.

El Gato dijo...

Faaa... viste que camarao trae aromas a Floripa? Mirá vos, sin saberlo evoqué aquella preciosa isla donde viví por un tiempo... La higuera de la Plaza sigue con su bastón? Y la Casa do Suco, al costado de la iglesia, existe? Y las playas... las mías eran Morro das Pedras, Joaquina y Praia dos Ingleses... Cuántos recuerdos che... se agradece...

titicandia dijo...

Que bueno leerte Mauro, se te extrañaba.

Muy lindo el escrito...noto que amas el mar...siempre está presente aquí en tu "Dulce Patria".

Esas tierras son maravillosas, siempre que puedo regreso....su gente, su sol, sus playas, el bossanova (que adoro, esa cadencia sensual de la música)....su tranquilidad...las frutas...TODO TODO me gusta...

Besos
Titi

Mauro dijo...

GATO: La plaza es como un pedazo de jungla en medio de calles adoquinadas, al centro un monumento de piedra. Alrededor, árboles lleno de lianas que cuelgan, monumentos de madera, todo iluminado de luces de verdes.

La iglesia, en reparaciones, al derecho, algunos locales, junto a taxis blancos y rojos. Lamentablemente, de sucos sólo puedo decirte que me tomé uno de Laranja-Banana en Beira Mar norte, por dos reais, un día de calor increible.

TITI: Es que el mar...bueno...como explicarlo....mmm...el mar pues.

Si, la cadencia...esa es la palabra, las palabras, el ritmo, la vida...las mujeres (imposible no mencionarlo).

Besotes.

titicandia dijo...

Vistame ¿ok? quiero tu opinión, me intersa.
Besos de mar...
Titi

PD ¿tienes música de bossanova?, yo si, me gustaria enviarte a tu correo algo que me gusta mucho....me lo das?