miércoles, agosto 13, 2008

Insomnio, manifiesto y despedida

Foto: Sakura

1. Insomnio.

04:00 hrs. El cielo falso sobre mi casa apenas se distingue entre la oscuridad que aún no comienza a irse. Nadie diría que en un instante amanecerá un nuevo día, uno irrepetible. La lluvia golpea el techo, rasguña incesante, crepitando su mensaje oculto, sin letras, sin vocalizar ni escribir.

No puedo dormir ni soñar, sólo recordar que muchas veces sueño.
No vivimos de sueños, pero vivimos por ellos.

2. Manifiesto.

A veces sueño que tus palabras y las mías se entrecruzan,
sin más,
lanzadas al aire, escritas en hojas otoñales.
Poesía que no nace, océano que no rompe.
Signos azules garabateados en libretas anilladas de papel roneo,
pegoteadas como el caminar del condenado.

A veces sueño que nuestro hablar se diluye en una diáspora ebria,
fuegos fatuos sobre la tierra agreste y el negro océano.
Una mancha de sangre en cada fonema,
rojo de vida, henchido de carne.

Entonces el metal de nuestra voz tiene sólo una patria,
el monte y las islas, la noche tránsfuga, los bares junto al mar,
el calmo recodo perdido entre los pliegues del mundo.

A veces despierto, y entonces nuestras voces callan,
inútiles, absurdas,
tragadas por el murmullo blanco.
Se apaga entonces todo en recuerdos póstumos,
el océano en llamas se extingue,
y la ciudad nos devora en su pléyade de prisas
y obsesiones plásticas.

A veces despierto, y prefiero seguir soñando.
A veces tengo realidades, y quiero tener promesas.

3. Despedida.

Hoy, jornada y círculo con lluvia de madrugada, todo se conjuga construyendo la antesala al lanzamiento, al acto ciego de impulsarse sin más ni menos después de repetir el mantra, el que susurra que la vida está en este instante, el que se acaba cuando cuando el agua araña machacando las rocas, y la luz se posa sobre la arena deshecha y las gaviotas entumecidas.

Ahora prefiero el espacio abierto que unge la tierra, el mar libérrimo, desatado de nuestra incapacidad de darnos cuenta que somos felices aquí y ahora.

Ahora prefiero el frío agosto previo a la primavera, el silencio mas allá de la capa líquida que llega a morir a nuestros pies.

Acá, pisando el reflejo húmedo que dejan las olas para caminar entre las nubes, ya no hay mucho más que decir. Sólo lanzarse a correr, cerrando un gran paréntesis o abriendo un pequeño intervalo de duración incierta.

"Persiguiendo un sueño innombrable, inclasificable,
el sueño de nuestra juventud.
Es decir, el sueño más valiente de todos nuestros sueños
"
(R. Bolaño)

Me despido amigos, vacaciones de tiempo indefinido, un hasta pronto probablemente. Los seguiré leyendo, gracias a todos por hacer patria dejando su huella y parte de sí en esta pequeña esquina del mundo.

20 comentarios:

mi despertar dijo...

Gracias por tus bellas palabras te dejo sin dejarte tu blog me gusta voy a volver
Arazos

Bolero dijo...

Persiguiendo un sueño innombrable, inclasificable,
el sueño de nuestra juventud.
Es decir, el sueño más valiente de todos nuestros sueños"

si es q no puedo decirte nada con esta frase

Bueno sí, pasalo bien, descansa, piensa y vuelve a descansar
muakkkkkkkkkkkkkkkk

ella y su orgía dijo...

No puedo creérmelo: te marchas cuando regreso. Esperaré tu regreso con tristeza. Ojalá te sigas pasando por la orgía, porque sin ti no es lo mismo.

Besos húmedos (por el llanto, malpensado)

el huerfano piano dijo...

Me pongo triste, ahora que te leo me dejas con la sed de leerte, vuelve no nos dejes, descansa para poder manifestar tus sueños, mientras yo siguere viviendo por sueños soñados.


un beso

Luciernaga Fugaz dijo...

El insomnio es porque estàs mucho tiempo al cuete, probà con laburar màs y cansarte, vas a ver como por las noches te desmayas...

Saludos, paz y amor.
Luci.

Lau dijo...

me gustaría dejarte un mensaje alegre, en plan "pues disfruta de esas vacaciones indefinidas" "qué bien, un descanso te vendrá genial" o "si tu ves que es lo mejor, adelante". Pero no lo haré

Laura dijo...

En la gran oscilación
Entre creer y no creer,
El corazón se trastorna
Lleno de nada saber(Pessoa)

Suerte en tu búsqueda y muchas gracias por tus palabras en mi blog. Cariños.

Gladys Ames dijo...

De nada, suerte.

Espero tu regreso.

Besos.

ydaledali dijo...

Es cierto que me perdí primero y que no hay espacio ni tiempo para reproches (¿leeras esto?)... hoy vine egoístamente a buscar mi abrazo de oso, auqel necesario cuando el frío se cuela entre la piel... pero bueno es tiempo de desencuentros... a ver si coincidimos algún día por ahí... y yo cobro mi abrazo y tú tu copa de vino al atardecer

Diego López dijo...

y tendré que releer una y otra vez
cada una de tus letras.
la de esa patria que habita en tus paredes, en tus libros, en tus sueños.
tendré que reinventarme una bandera, hasta que vuelvas. sea primavera, sea el próximo invierno.
esperaremos!

datlitauy...! dijo...

que maravilla perderme en tus pensamientos!

un bálsamo para esat tarde de tormenta que se acerca más y más!

un abrazo!

datlitauy...! dijo...

que maravilla perderme en tus pensamientos!

un bálsamo para esat tarde de tormenta que se acerca más y más!

un abrazo!

Mia dijo...

Vuelve...
Me pierdo entre tus palabras y nostalgias...
Disfruta de tu plaza mayor.
Te estaré esperando.
Besos tiernos (olvidaré un poquito los pecaminosos)

Polvorilla dijo...

Mi querido Mauro, hasta las aves deben reposar, tienes merecido el tiempo que debas tomar, se que de algún modo todo aquello que vivas y aprendas en algún momento revertirá sobre todos nosotros; así que sólo me resta decirte que es un honor conocerte y un deleite el poder leerte.
Disfruta, vive sereno y a poder ser regresa lleno de todo lo que hayas vivido.

Un abrazo enorme y un beso cálido.

El Gato dijo...

Viejo amigo:
Suera raro, no? Viejo amigo... Es que en esta era de más ancho de banda, de no se cuantos gigas de ram, de useytire... tres años no son poca cosa. Aprendí a disfrutar cada rincón de ésta... tu Dulce patria. Que también es mía y de todos aquellos que vez en vez y de cuando en cuando venimos pidiendo entrar.
Mauro, espero que vuelvas cuando vos lo decidas. Esta patria no tardará mucho en sentir tu silencio, que no tu ausencia.
Yo seguiré viniendo y caminaré por sus orillas que no son otra cosa que las orillas del alma.
Un abrazo grande grande grande.
Con todo el dejo de tristeza que me provocan los aeropuertos pero también con toda la alegría de habernos conocido.

Princesa dijo...

Sabes que siempre estaré aqui, aguardando tu regreso.
Soñando con tus palabras y tus besos.
Besos con caricias :)

Ana R dijo...

No obstante...Un abrazo

Mónica Pérez dijo...

Hola,

perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

Saludos,
Mónica

Shanty dijo...

Paso a visitarte y a gozar de tus escritos.
Un abrazo,
Shanty

Laura dijo...

Hey! no piensas volver? por aqui se te echa de menos...

Un abrazo calido.
Laura