sábado, junio 21, 2008

Vila

Bailas,

Y la música se desliza, sedosa, acariciándote. Cierras los ojos levantando los brazos, cruzándolos sobre tu cabeza, mientras tu pelo es un torrente que brilla y refulge, bajo la luz negra contenida por las paredes.

En ese ritmo me pierdo en tí, en la soledad y tristeza que irradias entre la textura de este instante diáfano. Te marchas, pero tu cuerpo se queda, acunado en el segundo de un océano que se quiebra.

Te observo,

Y tu presencia se recorta, dibujada contra las volutas que permean la luces y el tumulto. Poco a poco coincidimos, mientras adivino una línea translúcida surcando tu mejilla.

El rojo del cigarro brilla entre tus dedos. Fumas, fumamos, la luz riela la lágrima que te atraviesa. Mi mano en tu cintura, y la música que se deshace y cae como las hojas cuando comienzas a secar tu cara con el dorso de tu mano.

Conversamos sin hablar en un rincón de ladrillos gastados, y tu huída sin pausa obsequia la belleza del abandono. Cuando la noche ya se marcha, y la gente es un torrente vaciándose a la calle, guardo tu teléfono junto a tu recuerdo, me prometo llamarte mientras la farolas se apagan, y comienzo a escuchar el diálogo de mis amigos que comentan que el local estuvo horrible, y que lo han pasado pésimo esta noche.



12 comentarios:

Shanty dijo...

Precioso escrito, muy bien elaborado y lleno de sentimiento.
Besos,
Shanty

Diego López dijo...

Ha sido el relato de una noche, que empezó llena de soledad y que prometió dejar de serlo, algún día. Dando un número de teléfono, quién sabe de dónde, para partir del naufragio del desencuentro.

Mauro, es muy gratificante leer. Da gusto.
Y te agradezco por haber participado en mi blog en el último escrito que subí.
Un abrazo, hasta donde estés.
Que tengas una gran semana :)

Lau dijo...

jejeje, me encantó mau, y lo que se perdieron!! Lo que es saber ver, eh???

Un besazo enorme. Me gustó mucho el modo, la forma, tó.

Belén dijo...

Los bailes siempre son eso, productos eróticos, sin duda...

Besicos

Polvorilla dijo...

Cuando nos atrae una persona, un poco se nos ilumina el alma, un cierto grado de alegría un poco de ilusión y la zozobra de lo que pasará; Disfruta todo lo que tu cuerpo aguante.

Un millón de besos, Mauro.

Bolero dijo...

Mauro me ha gustado mucho este baile.
Lástima tus amigos no lo pasaran igual de bien, ya sabes no siempre todos tienen la misma suerte

la descripción del local ( los ladrillos ) me ha recordado a mi bar de copas, me ha hecho gracia

Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

calma dijo...

Me encanta como miras... como lo cuentas, me gusta siempre lo que dices... mucho.
Besos

datlitauy! dijo...

qué hermosas tus historias ... tus percepciones! un inmenso placer como siempre!

la fusión de la música con las miradas, los diálogos, las palabras no dichas!!

gracias por visitar mi blog!

te espero nuevamente!

carolunarcoiris dijo...

quiero que me vean asi!!!!!!!!!!!!

Mauro, bello como siempre..me lo imagino perfecto!!

A llamar se ha dicho!!
caro

Mauro dijo...

Gracias SHANTY. Un gusto verte por acá. Besos.

DIEGO. Me alegro te haya gustado. Es un recuerdo, el inicio del rescate de un naufragio, y la esperanza porque entonces otro se haya iniciado.

Gracias por comentar, buena semana pa' tí también.


LAU. Lo que es saber escribir, eso digo de tí.

Se te extraña, besos isleña.

Si BELÉN?, ¿será verdad que bailar es hacer el amor de pie?...te confieso que tengo mis dudas, o tal vez, es sólo que bailo muy mal.

Besazos.

POLVORILLA. Hoy comentaba que hay noches mágicas. Pero la magia se acaba, lo genial es que nos queda su recuerdo.

Besos y cariños, a lo Mandrake.

BOLERO: ¿¿De verdad??, en una de esas es el mismo...el mundo cabe en un pañuelo, dicen. Gracias por comentar...y que besazo me diste, guapa. Afírmate que va otro de vuelta.....

CALMA: Muchas, muchas gracias...gracias, totales. Besos para tí, que bueno verte por acá.

DATLITAUY!: Esos son los mejores diálogos, aquellos en que las palabras no son mas que un exceso, pues simplemente, todo fluye.

Besos.

CAROLUNARCOIRIS: Gracias por tu comentario. Me parece genial que te lo hayas imaginado.

Cariños.

Mia dijo...

Quien pudiera que la vieses bailar...
Precioso... Lleno de poesía y de magia.
Pasalo bien en Madrid pero he de decirte que ,en este país, cada ciudad tiene una Plaza Mayor.

Mia dijo...

Yo tambi�n prefiero el negro... El rojo es demasiado efimero (pero fue el color que m�s a mano estaba)