martes, noviembre 13, 2007

Aquí

Foto: Francisco Máximo

Ya son más de las once, de lo contrario, no habría marea baja, el mar no estaría con esa tranquilidad adivinable en la oscuridad, y el suave crepitar de su caída sobre las piedras no sería la impronta que rubrica el día que se fué. Hay luna llena, y el mar se retiró descubriendo piedras acunadas y negras, rugosas como lijas.

La luz blanca, cruda, se escurre bajo cada árbol y cada hierba. Delinea la tierra, envuelve el agua de celofán, deambulando, penando como el más falso o el más cierto de los recuerdos.

Cantan los grillos y sopla la ventisca subiendo desde las olas. El calor sofoca.

Tembló fuerte hoy, derruyendo certezas, como siempre, desde siempre.

Y ahora la noche es un augurio escrito en el cielo sancionado por ladridos. La oscuridad, un parche negro clavado en la tierra. Es el calor y el viento que viene con él lo que inquieta, pues insinúan solapados que todo se sacudirá otra vez.

Te miro, y deslizo tus dedos entre los míos, adivino tu inquietud mientras el mar parece en espera bajo la luz de la luna. Y en silencio te digo que nada importa, que da igual si todo se arrasa o si el viento cálido cargue agobio.

Puede temblar nuevamente cuantas veces quiera.

Quizás se sacuda la tierra fuerte, y baje un alud arrasando, desrraizando esperanzas. Puede desperdigarse un torrente de piedras desde los cerros grises, amarillos y azules, o hacer que las olas se desparramen en la tierra.

Eso siempre lo supimos, por eso, da igual.

Tan sólo interesan el estar aquí, y nuestro intento permanente. El saber que cuando la tierra nos regale nuevamente un paréntesis de certeza momentánea, de algún modo u otro, caminaremos juntos, y volveremos a intentarlo nuevamente.

19 comentarios:

Lau dijo...

es el mejor texto que te he leído.
Es el que más me ha emocionado,tiene imágenes buenísimas en el fondo y una forma única, con tus descripciones de siempre pero con una certeza nueva. Me encanta la idea del reintentarlo igual que ustedes se reestructuran después de cada temblor. Es un texto estupendo. Lo imprimo y lo cuelgo.
Gracias mau, de veras.

Mayory dijo...

La vida es impredecible, la naturaleza tiene vida y cada vez que nos recuerda que somos perecibles en ella, nos da miedo porque nos damos cuenta que estamos aquí hasta que ella lo desee. Vivamos felices, vivamos con amor y cuando haya que morir, hagámoslo en paz.
Un abrazo.

Princessa dijo...

Muy buen texto, te felicito la verdad.
Abrazos

Mauro dijo...

Gracias a ti LAU, por tu megacomentario.

Cariños y gracias por hacer patria.

MAYORY. Que bien lo dijiste, de verdad... suscribo todas tus letras, las paso a Word, las imprimo, las amplio, la pongo en la pared y las enmarco poniendole una luz alógena para leerlas cuando uno piense tonteras.

Gracias.

PRINCESSA: Muchas gracias por pasar y comentar.
Cariños.

bajamar dijo...

Entre temblores, marejadas y sequías. El intento. El indómito rito cotidiando de la esperanza, laboriosa y fecunda

un muy bello texto, delicado, profundo, para una realidad tan cruda, el intento es lo que nos mantiene, aunque a veces sea en vilo...

saludos

p.d: no me gustan las medias aguas, es de esperar que no pasen otros 30 años en ellas. (estaré loca??)

Edipo/de/Tebas dijo...

Muy buen post. Me emociona. Es un "volver a empezar que no termina el juego" (Alejandro Lerner).Saludo y solidaridad.

Polvorilla dijo...

Sólo el que alcanzó arduamente un afán en la vida sabe el significado del intento, es el valor y la voluntad que te dicen adelante.....

Un fortísimo abrazo y un beso cálido y tierno.

Mauro dijo...

BAJAMAR: Sí, cotidiano, como la vida misma, el mayor de los intentos.

p.d.: Ojalá estemos locos, y lo probable sea que no pasen 30 años en ellas.

EDIPO/DE/TEBAS: Bien por Alejandro Lerner, y gracias por saludar.

POLVORILLA: Directo, profundo, lleno de toda exactitud y plena precisión, como siempre son tus letras.

Cariños, niña.

*AntagoniSta* dijo...

Y escuchando Soda, me acordé de ud.... vengo a convidarle un mate, acepta?

*AntagoniSta* dijo...

Y escuchando Soda, me acordé de ud.... vengo a convidarle un mate, acepta?

Mauro dijo...

ANTAGONISTA:

Obvio, y si es por 2, acepto 2 veces.

Cariños, córdoba.

titicandia dijo...

Somos tan pequeños..seres insignificantes ante la fuerzas de la naturaleza, creo que debemos vivir hoy...concientes de nuestra fragilidad, pero tratar de vivir intensamente todo lo que nos toque vivir.
Un abrazo Mauro, visitame ¿ok?
Titi

virginia dijo...

Océano y amor.Bonita mezcla. El mar siempre presente.
Me gusta su prosa poética.

Gracias por la visit.
besos
vir

Shanty dijo...

Un texto precioso, lleno de imágenes. Felicitaciones.

Shanty: www.desdemiinterior-shanty.blogspot.com

ella y su orgía dijo...

No es malo que, de vez en cuando, las certezas se derrumben. Algunas acaban cayendo incluso por su propio peso. De inmediato nacen otras con vocación de perpetuidad. Pobres, la incertidumbre siempre juega con ventaja frente a ellas.

Besos orgiásticos.

Sol dijo...

Qué buen texto, he sentido una suave brisa en mis mejillas al leerlo, y un abrazo en el corazón. 'un paréntesis de certeza momentánea' Me gustó mucho eso.

Un abrazo.

Lau dijo...

mau
venga mau
que te quiero leer mau

Anónimo dijo...

Ya no te leo???

Mauro dijo...

TITI: Somos nada, pero somos todo también. La paradoja de un universo contenido en un nombre, el de cada uno.

Un abrazo.

VIRGINIA: Gracias por pasar y dejar tu marca en la pared. Cariños VIR.

Te agradezco la visita SHANTY. Te visitaré.

ELLA: Me gustan las certezas con fisuras, pero aún más, me gustan las personas capaces de aceptar incertezas, aunque signifique nadar apenas, sin tener madero alguno donde aferrarse.

En definitiva, me gustan las preguntas más que las respuestas, simplemente, me gustas.

Besos.

¿Te gustó SOL?, ¿y de verdad sentiste la brisa?. Me alegro, y con estas letras van aires marinos pacíficosudorientales para tí.

Saludos y abrazos.

LAU,
Vaaa!!, vaaa!!!
:)

ANÓNIMO: ¿Ya no?, pues bueno, ojalá que sí, mira que: ¡Aún tenemos patria!.