jueves, enero 04, 2007

Siempre

Foto: Ana Pinto

Ayer hubo luna llena.

Se veía amarillenta, no con ese blanco puro, casto y frío de película gringa. Simplemente brillaba sobre el mar a eso de las 22:30, mientras su luz se disipaba a saltos improbables sobre el mar.

Parecía ajena a todo.

Aún con toda calidez de verano, su sola presencia era el contraste perfecto, una mirada estática sobre el ritmo que imponemos al día a día, a ese pasar incesante, donde a ratos todo parece frágil, a los momentos, relaciones, comportamientos, todo ese transcurrir que no deja nunca de suceder una y otra vez. La luna ayer simplemente era un recuerdo, un llamado de atención al hecho de que, a pesar de los fríos hechos, incluso a pesar de nosotros mismos, en verdad sí hay ciertas cosas que son o pueden llegar a ser para siempre.

11 comentarios:

Marce dijo...

la luna parece danzar sobre el mar, parece mover el mar, iluminarlo en su esplendor y de paso nos seduce, nos conmueve, nos atrapa...fui testigo de eso la noche de año nuevo, no sé si era luna llena, solo sé que fue el fondo perfectamente iluminado en medio de una fiesta de abrazos.
Un abrazo fuerte.

Soledad dijo...

Pocos tienen la capacidad para encontrar la belleza en las cosas cotidianas.. y son menos los que, además, se inspiran de esos detalles para escribir algo tan simple como hermoso.
Te felicito por eso.

Muchos saludos y feliz 2007 (un poco atrasado eso sí... es que hacía tiempo que no venía darme una vuelta por aquí.. y de hecho, me perdí varios posts).

Soledad.

soleil dijo...

las cosas simples de todos los dias son las mejores y la luna lo es

recomenzar.blogspot.com

Mauro dijo...

Marce: Mi fondo fue ese dia una mezcla extraña de tranquilidad, alegria, esperanza. Simplemente, el sentir que todo puede ser.

Saludos, despeinada.

Soledad: Oye...gracias. Tu sonrisa, esa que ilumina, ojala fuese cotidiana para todos, nos haria un poco mas felices.

Soleil: Si, tienes razon, hablo de lo simple más que de la luna, es sobre el estar siempre, ¿habrá algo mas simple y a la vez mas difícil que eso?.

Lau dijo...

Sí... también yo he pensado en ella estos días, mirándola en el cielo, tan observadora y lejana como siempre. Es preciosa cuando se ve cerca del horizonte tan grande y amarilla... como un ojo gigante de la noche dispuesto a velar por nuestros encuentros o nuestras pérdidas. Me ha encantado el post, Mauro, un saludo

Lau dijo...

"Si alguna vez mi voz deja de escucharse piensen que el bosque habla por mi con su lenguaje de raíces." J. Teillier. Gran chileno, este.

:) gracias por tu visita, de veras, un encanto de comentario. Ambos. Un abrazo

titicandia dijo...

La luna inspira....acompaña.....motiva.

Según algunos la luna tiene gran influencia en el
comportamiento humano y yo creo que es así.
¿conoces algún lunático?

Besos Mauro,
Titi

Marce dijo...

Mauro, gracias por ir por allá, solo vengo a reivindicar mi condición de "despeinada" que no es lo mismo que "chascona", que no se preste a confusiones...
un abrazo porteño

Mayory dijo...

La luna inspira, para bien y para mal, de hecho los hombres se transforman en lobos gracias a la "luna llena". En todo caso, aunque salgan miles de lobos, su carita de bebé es hermosa cuando está llena, tan pacífica, parece que te sonriera.

Mayory dijo...

Guau!!, tienes que aprobar los comentarios!! ¿y cómo se hace eso?, bueno de todos modos, hasta el momento nadie ha escrito en mi blog nada que no aprobara, ja,ja,ja.

Mauro dijo...

Titi: Bueno...si soy objetivo, y si me atengo al post que escribi despues de ver la luna...capaz que me inscriba en la clasificación. Me gusta pensar que en las noches de luna llena se vive a full, que son mas intensas...no se si es asi, pero seria genial si es asi (una muy buena excusa tambien).

Marce: Reivindicada en base al sagrado derecho a réplica.

Mayory: ¿Nos transformamos en lobos?...que wena, eso es lo que he dicho muchas veces, pero como que no me creen...ojala dejes la dirección de tu blog si pasas por aca de nuevo.

Gracias por comentar.